diciembre 2, 2022
El mono se negó a comer frutas

El mono se negó a comer frutas

Se llama Kalua, es originario de la ciudad india de Mirzapur y ha alcanzado un logro ignominioso: es quizás el primer mono condenado, si es que se puede hablar de condena en un caso así, a permanecer recluido y aislado de por vida tras morder a más de 250 personas, una de las cuales falleció.

Según informa la prensa local, el mono era mascota de un ocultista de la zona que le alimentaba con carne (una vez capturado se ha negado a comer fruta o verdura) y le daba de beber alcohol de alta graduación, lo que con el tiempo hizo de él un alcohólico. Cuando su dueño falleció y el simio se quedó sin bebida, se volvió violento y sembró el terror entre los habitantes de Mirzapur. Sus víctimas predilectas eran mujeres y niñas, y docenas de menores con la cara destrozada por sus colmillos precisaron de cirugía plástica.

Policías, guardias forestales y personal de zoológicos capturaron al animal, que fue trasladado al zoo de Kanpur.

«Le mantuvimos en aislamiento durante varios meses y después le trasladamos a una jaula separada. No ha cambiado su comportamiento y sigue siendo tan agresivo como cuando llegó. Han pasado ya tres años y ahora se ha decidido que permanezca en cautividad durante el resto de su vida, separado del resto de animales», explica el veterinario del zoo Mohd Nasir, citado por el diario Gulf News.

El animal tiene seis años y Nasir cree que, si le dejan en libertad, seguirá atacando a todo aquel con el que se cruce. Ni siquiera ha logrado establecer hasta ahora una relación con su cuidador en el zoo y ha intentado atacar a las cuidadoras que han tratado de acercarse a él.

Comentarios