diciembre 3, 2022

A poco de anunciarse el retorno próximo de la La Liga a los estadios de España, un grupo de jugadores del Sevilla FC se reunieron en una ‘fiesta’ privada sin respetar el distanciamiento físico y violar la cuarentena.

Se trata de Ocampos, Mudo Vázquez, De Jong y Ever Banega, cuya pareja compartió algunas fotografías en sus redes sociales la tarde del sábado. Estas imágenes fueron borradas poco después de su cuenta de Instagram.

Esta reunión tuvo concentrada a más de 10 personas en un espacio reducido, esto atenta directamente a las medidas sanitarias que dispuso el gobierno español para combatir el Covid-19.

Sin embargo, lejos de la sanción gubernamental que se puede impartir por las faltas realizadas, este es un duro golpe por parte de los propios jugadores a los exhaustivos esfuerzos de todos los clubes españoles en el intento de reanudar el campeonato y conseguir paliar, en la medida de lo posible, la ruina económica que supondría no hacerlo. No sólo para el fútbol, sino para todo el deporte español.

Comentarios