septiembre 28, 2022

Xavi Hernández fue la primera opción del FC Barcelona para sustituir a Ernesto Valverde, una vez que la directiva y la secretaría técnica decidieron que el técnico extremeño no podía seguir en el cargo tras la derrota en la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid en Arabia.

Según informó en la noche del jueves el programa ‘El Larguero’, en las conversaciones que Xavi mantuvo con Eric Abidal, secretario técnico del Barça, y Òscar Grau, CEO azulgrana, el ahora técnico del Al-Sadd impuso varias condiciones para hacerse con el cargo de entrenador del Barça.

En primer lugar, y a diferencia de lo que le pedía el Barça, Xavi reclamó hacerse cargo del equipo el próximo mes de junio, y no ahora en enero, algo que descartó el club azulgrana, que lo quería para hacerse cargo del equipo desde ya y no condicionar la contratación de un sustituto a solo seis meses de contrato.

Además, según la misma emisora de radio, Xavi reclamó el máximo control del área deportiva. El de Terrassa no quería verse condicionado, ni por el área económica, ni por la secretaría técnica ni por la directiva para poder fichar a un jugador que él considerarse que le hiciera falta y también quería tener manos libres para poder despedir a aquellos futbolistas que él considerarse que no entraban en su proyecto.

Quería a Puyol cerca

Por último, otra de las condiciones de Xavi era fichar a Carles Puyol. El catalán quería tener cerca de los despachos y del vestuario al mítico capitán azulgrana, algo que podría condicionar la continuidad de Eric Abidal, que está ejerciendo el mismo cargo actualmente.

Al final, y tras tres días de conversaciones en Doha, Xavi declinó la propuesta porque desde el Barça le reclamaba incorporarse ya y el club azulgrana acabó apostando por Quique Setién, quien firmó un contrato hasta junio de 2022. (Mundo Deportivo)

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.