diciembre 3, 2022
FBC Melgar vs Internacional

Foto: Difusión

Por: Francisco Gonzáles Luna


El presente dicta que Melgar, por resultados y rendimiento, es el mejor equipo del fútbol peruano. Como cualquier club puede morder el polvo de la derrota, pero indudable e indiscutiblemente las campañas en la Copa Sudamericana y en la Liga 1 le otorgan un calificativo por encima del promedio del nivel futbolístico del país.

Bajo esa realidad, no es descabellado pensar que el técnico de la Selección Peruana, Juan Reynoso, decida convocar a un respetable ramillete de jugadores del dominó de cara al partido amistoso ante México, que se tramitará el 24 de setiembre a las 8:00 p.m. (de Perú) en el estadio Rose Bowl, en Pasadena (E.E.U.U.).

Por ahora, considero que los potenciables nominados a vestir la blanquirroja son Carlos Cáceda, Alec Deneumostier, Alejandro Ramos, Paolo Reyna y Alexis Arias. Incluiría a Matías Lazo y Kenyi Cabrera, pero creo que el «Cabezón» priorizará que sigan cimentando sus fortalezas en la Selección Peruana Sub-20.

Si el Cristal subcampeón de la Libertadores de 1997 fue la base del seleccionado que por diferencia de goles quedó fuera de la Copa del Mundo Francia 1998, ¿por qué no pensar que Melgar lo sea del equipo que ha empezado a formar Reynoso? Hay muchas similitudes y hasta coincidencias que tienen palpables argumentos.

Lo hecho por el dominó, así como los rimenses, es producto de un proyecto a mediano y largo plazo, cuyos técnicos, Reynoso y Oblitas, hijo y padre futbolístico, respectivamente, levantaron el trofeo de campeón a nivel nacional. El barranquino conoce la interna del vestuario melgariano, así como el mollendino sabía de los celestes. Detalles no menos importantes, más aún que el trabajo de los nombrados va de la mano en este nuevo proceso.

No creo ser prematuro en este tema. Estamos a poco más de un mes del cotejo con el que en la cancha se pondrá en marcha la era de Reynoso y cuya columna vertebral de futbolistas del medio local tiene una gran posibilidad que sea con ADN rojinegro, que, por lo pronto se ha propuesto a ser el campeón de la Copa Sudamericana. Que tengan una fructífera semana de la mano de Dios.

Comentarios