octubre 6, 2022

Por: Carlos Alpaca (@alpacasportsoficial)

Planteamiento arriesgado del profe Valencia para este partido. El Dominó inició con un 3 defensores centrales, 3 volantes, 2 carrileros y 2 delanteros. Un 3-5-2. Decimos arriesgado por lo que propuso el rival desde el inicio, dejando 2 delanteros contra los defensores rojinegro.

En los primeros 15 minutos, el Dominó tuvo algunas complicaciones a la hora de asociarse e imponer su juego. Algunos errores generados por la presión llacuabambina, denotaron ello. Sin embargo, conforme pasó el partido, el rojinegro se fue asentando en el campo y dominando el encuentro mediante la posesión.

Aunque no era preciso por momentos, Melgar aprovechó las opciones que tuvo y también los errores de su rival: Un error de Santamaría, que aprovechó Ávila y una jugada individual excelsa de Joel que finalizó Amoroso. Todo esto sobre los 32 minutos. Hay que decir que en la cuarta aproximación, Melgar convirtió su segundo gol.

Lo otro que hay que destacar es que este planteamiento y posterior resultado es mérito del profe Valencia. Sobre el final se produjo la lesión de Rasmussen y salió para que ingrese Pedro Ibañez. Este cambio permitió regresar al anterior y habitual sistema 4-3-3.

Con el resultado puesto, el tramite del partido se tornó favorable a Melgar en el segundo tiempo. Llacuabamba salió y dejó espacios atrás. El ingreso de Tandazo, Cabrera y Vidales, le permitió al Dominó ser total dominador del encuentro por su agresividad en el medio y velocidad tras recuperar el balón. El tercer, cuarto, quinto y sexto gol es muestra de ello. También se puede hablar del rival casi descendido, pero Melgar consiguió el resultado que necesitaba.

Ahora, lo malo es que Melgar tiene que esperar los resultados de sus rivales, mientras que lo bueno es la diferencia positiva de gol que tiene por ganar 6 a 0.

Comentarios