diciembre 5, 2022

Por: Carlos Alpaca (@alpacasportsoficial)

El Dominó inició bien el primer tiempo, tenía la posesión del balón con un poco más de intensidad tratando de encontrar espacios y finalizando en acciones por las bandas con Amoroso. Un par de aproximaciones por izquierda y derecha fue lo más peligroso del rojinegro. Sport Huancayo, conociendo este aspecto en el Dominó, empezó a presionar un poco más y esto claramente incomodó al rojinegro que terminaba errando los pases. La imprecisión en Melgar, aparte de la presión huancaína, fue producto de errores propios (a la hora de dar los pases).

FBC Melgar tenía la posesión, pero la perdía rápidamente. Sport Huancayo fue más práctico y tras robar el balón jugaba con sus extremos o con Neumann y finalizaba las acciones. Muestra de ello es la gran cantidad de remates que tuvo el rojo matador en el primer tiempo: 9 en total. El remate más peligroso fue de Peña que tapó bien Cáceda.

El elenco rojinegro apostó por momentos a jugar de contra ante la iniciativa de los huancaínos y en el primer contra-ataque bien trabajado se dio el gol de Irven Ávila a los 38 minutos. Fue la segunda jugada de peligro del Dominó, de modo que se puede hablar de una eficacia. Algo particular porque como lo mencioné, Melgar teniendo la posesión era impreciso, pero supo finalizar en su segunda acción de peligro.

Cabe resaltar un movimiento en el rojinegro, Arias jugó la mayor parte del primer tiempo como 6 neto o mediocampista centro y Pablo Míguez estaba más adelantado y con libertad. A que voy con esto, que el papel debería ser a la inversa, con un Chaca Arias más libre para que pueda asociarse y pisar el área como se vio en un par de jugadas sobre el final. Melgar fue efectivo en la primera mitad.

En la segunda mitad, este movimiento se dio y el Chaca tuvo más libertad para llegar al área. Justamente en una contra de Amoroso, el Chaca logra recuperar y se la cede a Rasmussen, que la deja pasar a Sánchez para que termine rematando y se convierta en el 2 a 0. Hasta ahí pura eficacia del Dominó (como en la primera mitad). Pasaron algunos minutos y tras un saque de Cáceda que toca bien Ávila y gana la dividida Rasmussen, se da el pase a Ávila que termina convirtiendo el 3 a 0 sobre los 9 minutos del segundo tiempo.

Este resultado demostró la gran noche que venía teniendo el Dominó de cara al arco y aprovechando al máximo sus oportunidades. Tras el tercer gol, entra Tandazo y Vidales para tener un poco más de agresividad y velocidad de contra. Miguez jugando de 6 y dejando al Chaca y Tandazo (antes Joel) como interiores, fue un buen movimiento táctico. El trámite del partido continuó, pero obviamente sin mayor peligro en el arco rojinegro. El partido ya estaba controlado. El cuarto gol llegó gracias a una buena triangulación de Tandazo-Reyna y Amoroso, quien convirtió a los 33 minutos. Esto cerró completamente el partido.

Este resultado denota la clara irregularidad del Dominó en el torneo, que en algunos partidos puede empatar o perder y en otros golear y ser muy efectivo, como lo hizo hoy. Es un buen resultado, ya que Melgar estaba obligado a ganar si quiere mantener chances de acceder al octavo lugar. Lo malo y hay que decirlo, es que el Dominó depende de otros resultados en sus rivales, pero ganando los 2 partidos que quedan, se tendría más chance de clasificar.

Comentarios