diciembre 3, 2022
Melgar

Imagen referencial - Foto: Prensa Melgar

Por: Efecto Gol (@efectogolarequipa)

Melgar tendrá que recurrir a lo mejor de sus fortalezas futbolísticas y mentales para encarar el partido ante Paranaense, al que llegará deportiva y anímicamente mermado. En menos de 24 horas, el presente del dominó se alteró producto del coronavirus y la sorpresiva salida de un extranjero.

La primera mala noticia fue el contagio del Covid de dos jugadores, que, a estas alturas del día, se sabe forman parte del habitual once titular que estuvo alineando el técnico Néstor Lorenzo en la Copa Sudamericana. La otra ingrata información fue la resolución del contrato del argentino Jonathan Bustos.

Estos hechos se presentan en el momento menos oportuno; sin embargo, es la realidad y a los rojinegros no les queda otra que encararla para que los argumentos futbolísticos no sientan el mazazo de la incomodidad de saber que dos compañeros se enfermaron y otro optó por el adiós.

A esto se suma la imposibilidad de contar con Kevin Quevedo, cuya lesión lo alejará de las canchas aproximadamente un mes. Este es el presente de un Melgar, que, reiteramos, tendrá que sacar a flote lo mejor de sus recursos, lo mejor de su carácter y orgullo para hacer historia en suelo brasileño.

Comentarios