diciembre 5, 2022

Por: Carlos Alpaca (@alpacasportsoficial)

Es cierto que es fácil hablar después de la batalla, pero el planteamiento inicial fue muy arriesgado y sobre todo por la cantidad de variantes de un partido al otro. Ojo que también se debe a la seguidilla de partidos que tiene el Dominó, sin embargo, del anterior partido a este, se hicieron 8 cambios. Asimismo, quiero decir que todo lo negativo o peor que le puede pasar a un equipo, le pasó a Melgar en 40 minutos: blooper del arquero y lesión de dos jugadores en zonas clave del equipo. Esto, fue bien aprovechado por el rival.

Melgar parecía iniciar con la actitud de siempre, pero el gol aliancista a los 40 segundos complicó el partido desde el vamos. Por otro lado, hay que decir que Alianza salió con un aire o actitud diferente, ya que el cambio de entrenador muchas veces sirve para descomprimir a nivel mental y también futbolístico.

Después del 1 a 0, el elenco blanquiazul se sintió más cómodo y se pudo notar la propuesta y cambio con relación a lo que venía jugando. La presión alta y en bloque, y el buen repliegue de Alianza, prácticamente neutralizó al Dominó, que tuvo su primera jugada clara de peligro a los 24 minutos. Eso sí, los errores en salida, la poca presión en el medio y varias jugadas donde se marcó a destiempo, originaron el segundo y tercer gol blanquiazul. Recalcar la actitud de los jugadores aliancistas y que supieron manejar el resultado desde el minuto 1.

Asimismo, recién el elenco rojinegro pudo tener otras jugadas de peligro y asociación sobre los 30 minutos aprovechando el juego por las bandas. El 3 a 0 en los primeros 45 prácticamente liquidó cualquier aspiración rojinegra. Para la segunda mitad, Valencia realiza los cambios para tratar de cambiarle la cara al equipo. Se notó una leve mejora en el Dominó, pero no fue suficiente para descontar y tratar de empatar el marcador. En general, el elenco blanquiazul supo manejar los tiempos, planteó un mejor partido y se lleva los 3 puntos.

Sacando algunas conclusiones, pienso que Melgar se jugará el todo por el todo en la Copa Sudamericana y esperemos que se pueda acceder a la siguiente fase, aunque va ser demasiado complicado.

Asimismo, este resultado termina por desvanecer el ‘objetivo’ de llegar a las semifinales que se trazó el equipo y comando técnico. Con estos 3 partidos perdidos, el Dominó deberá pensar en tratar de sumar lo más que se pueda en el acumulado y por ahí, apuntar a un torneo internacional, si es que no se llega a complicar más con el descenso.

Fue muy arriesgado poner a un chico debutante en un partido tan complicado, aunque también lo fue en el partido pasado por Copa Sudamericana. Todos los partidos son diferentes y yo no lo voy a sepultar al chico, más bien, espero que siga creciendo.

Es una situación difícil y complicada y se veía venir por esta seguidilla de partidos. Sin embargo, lo peor que se puede hacer en estas situaciones es enterrar más el equipo, se tiene que apoyar desde donde se pueda

Comentarios